HISTORIA

Un lugar donde encontrarse desde 1989

La Bodeguilla del Bar Jamón abre por primera vez sus puertas en 1989, hace ya 29 años, en una casa del siglo XVIII.

Por aquel entonces era punto de encuentro de la gente del barrio, que venían buscando el recién bautizado pan de la casa de jamón.

Desde entonces, ha ido evolucionando hasta convertirse en lo que es ahora La Bodeguilla.

La Bodeguilla del Bar Jamón abre por primera vez sus puertas en 1989, hace ya 29 años, en una casa del siglo XVIII.

Por aquel entonces era punto de encuentro de la gente del barrio, que venían buscando el recién bautizado pan de la casa de jamón.

Desde entonces, ha ido evolucionando hasta convertirse en lo que es ahora La Bodeguilla.

En 2001, Rafael Fernández se hace cargo del negocio junto a su mujer, Mame Serrano. Ya en ese año se llevaron a cabo las primeras reformas para adecuar y mejorar el aspecto del bar.

 

En 2006, las instalaciones se amplían y el patio de la casa comienza a formar parte del negocio como pequeño comedor en el que disfrutar tranquilamente de una comida o cena sentados.

 

A lo largo de los años, el patio fue barra y, luego,  de nuevo comedor, adaptándose a las necesidades que el mercado iba exigiendo cada vez.

 

Actualmente, disfrutamos de una calle totalmente peatonal en la que residentes y visitantes disfrutan de la gran oferta gastronómica en la multitud de terrazas que existen en la Calle Misericordia.

 

Desde 2014, Borja se hace cargo de la cocina de La Bodeguilla, dirigiendo los nuevos cambios y el nuevo rumbo de este negocio familiar que va ya por la tercera generación.

En 2001, Rafael Fernández se hace cargo del negocio junto a su mujer, Mame Serrano. Ya en ese año se llevaron a cabo las primeras reformas para adecuar y mejorar el aspecto del bar.

 

En 2006, las instalaciones se amplían y el patio de la casa comienza a formar parte del negocio como pequeño comedor en el que disfrutar tranquilamente de una comida o cena sentados.

 

A lo largo de los años, el patio fue barra y, luego,  de nuevo comedor, adaptándose a las necesidades que el mercado iba exigiendo cada vez.

 

Actualmente, disfrutamos de una calle totalmente peatonal en la que residentes y visitantes disfrutan de la gran oferta gastronómica en la multitud de terrazas que existen en la Calle Misericordia.

 

Desde 2014, Borja se hace cargo de la cocina de La Bodeguilla, dirigiendo los nuevos cambios y el nuevo rumbo de este negocio familiar que va ya por la tercera generación.